Archivo de la etiqueta: Ingenio La Corona

Concepción: el vinazoducto del ingenio La Corona será tema en el Concejo Deliberante


Martes 15 de agosto de 2017


por Ramón Jiménez

Un grupo de vecinos de La Trinidad fueron recibidos por concejales de la Municipalidad de Concepción en el recinto de sesiones del Concejo, el lunes 7 del corriente. Durante el encuentro con los ediles los vecinos del barrio La Esperanza de la comuna rural de La Trinidad informaron una vez más a las autoridades del cuerpo sobre el problema latente de una eventual contaminación por vinaza en La Trindad, al tiempo que inquirieron información respecto a la responsabilidad del municipio en el proyecto.

Entre los participantes del diálogo estuvieron los concejales Carlos Funes -presidente del cuerpo- y Ariel Mendelek.

También estuvo presente María Rosa Arias, abogada patrocinante, ante la Justicia Penal de Concepción y Federal de Tucumán, de los vecinos que reclaman contra la instalación de un vinazoducto a través del cual el ingenio La Corona prevé destinar la vinaza que produce en su planta industrial a predios de la comuna de La Trinidad. La ejecución de ese proyecto se encuentra suspendida, aunque sigue contando con aprobación de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Desarrollo Productivo (SEMA).

Sandra Rivadeneira y concejales

Vinazoducto. Va de Concepción a La Trinidad. Por la resistencia de los vecinos del barrio La Esperanza, la obra se detuvo por decisión de la comuna. Pero la Secretaría de Medio Ambiente le dio su aval. Los vecinos hablaron con los concejales.

 

La controversia había estallado hace casi ocho meses, cuando en la última semana de diciembre de 2016 vecinos del barrio La Esperanza impidieron la instalación de cañerías, impidiendo las tareas de obreroswcomo último recurso para evitar que continúe la ejecución de la obra.

La instalación del vinazoducto se había iniciado el año pasado y recorrido más de diez kilómetros, desde el predio del ingenio. El ducto construido hasta el momento ha atravesado el espacio público de jurisdicción de la Municipalidad de Concepción, la Dirección Provincial de Vialidad, Vialidad Nacional y la Comuna Rural de La Trinidad, para lo cual los vecinos no habían sido consultados ni informados, ni por el ingenio La Corona ni por la SEMA.

Enterados del proyecto recién cuando el vinazoducto se aproximaba a sus casas, los reclamos de los vecinos se iniciaron con reiterados cortes de ruta provincial 329 y bloqueo de los caminos rurales para evitar que operarios instalen el vinazoducto; posteriormente llegaron a oficinas del SEMA, de la Comisión de Medio Ambiente de la Legislatura de Tucumán, y por demaandas cruzadas a la Justicia Penal de Concepción, por un lado, y a la Justicia Federal de San Miguel de Tucumán, por otro.

“Está previsto que el tema sea tratado en la próxima sesión del Concejo. Los concejales prometieron informar cuál es la responsabilidad del municipio y si la obra del vinazoducto tiene autorización de la Municipalidad”, informó Sandra Rivadeneira, una de las voceras del grupo de vecinos que enfrenta la amenaza de contaminación en La Trinidad.


Agua pura publicidad


Anuncios

La Trinidad: sábado con arte popular en contra de la vinaza


Viernes 19 de mayo de 2017


por Fernando Ledesma

Los jóvenes Anita Delgado y Luca Vivanco organizan para este sábado 20 de mayo -entre la 9 y pasado el mediodía- una jornada de protesta contra el proyecto del Ingenio La Corona, que desató desde hace cinco meses la resistencia vecinal en esa comuna rural del departamento Chicligasta, contra la amenaza de contaminación ambiental latente que significa inundar con vinaza los campos aledaños.

“El proyecto consiste en la instalación de un vinazoducto desde la planta fabril (ubicada en la ciudad de Concepción) hasta la deposición final de la vinaza en cercanías del barrio La Esperanza, en la comuna de La Trinidad. El proyecto incluye tres piletones de tres hectáreas que acumularán vinaza, subproducto de la industrializacuión de la caña de azucar. Necesitamos de su ayuda y que se sumen a esta jornada de protesta donde nos manifestremos atraves las artes”, dicen los organizadores en su convocatoria a apoyar la resistencia vecinal contra la contaminación.

Ni medio piletón

Mujeres, hombres, niños y mascotas resisten y manifiestan contra la vinaza en La Trinidad. Ahora la protesta se hace arte. Foto: LA Esperanza Resiste/ Facebook)


 

El llamado a participar de la jornada de protesta es a toda la gente del sur de la provincia, en donde varias poblaciones urbanas y rurales están sometidas a la misma potencial amenaza (en algunos casos), o en otras en donde los efectos contaminantes de las lagunas de vinaza ya son hechos consumados, como es el caso de la comuna de Los Córdoba y El Polear, en el departamento Río Chico, o la zona rural de Los Guayacanes, en jurisdicción de la Municipalidad de Juan Bautista Alberdi.

El llamado de los organizadores está especialmente dirigido a artistas plásticos y músicos,sencibilizados por los problemas ambientales y militantes de la cultura.

La jornada consistirá en “un bloqueo informativo” sobre la ruta 329, en La Trinidad, a la entrada al barrio La Esperanza. Habrá tocada de bandas, en formato acustico o solistas; olla popular; pintada de pasacalles; connotacion artística sobre la temática y el problema.

Quienes deseen colaborar con la movida para convertir el lugar en un escenario de la resistencia popular contra la contaminación -sea como artistas o como espectadores- deben contactarse con el grupo La Esperanza Resiste.

Agua pura

Al costado del camino: el obispo Rossi se solidarizó con los vecinos de La Esperanza

 


Martes 16 de mayo de 2017

por Fernando Ledesma

Obispo Rossi en La Trinidad-20170514-WA0002

El obispo también estuvo en la ruta junto a los vecinos. Rossi es el principal difusor en Tucumán del pensamiento sobre el medio ambiente que el Papa Francisco propone en la encíclica Laudato Si. “La contaminación a quienes más perjudica es a los pobres”, reiteró en las presentaciones que hizo de Laudato Si en el Teatro de La Estación -en Concepción, en 2015- y en la Legislatura de Tucumán, en 2016.

Durante el último fin de semana, monseñor José María Rossi, obispo de la Diócesis de la Santísima Concepción, visitó a los vecinos del barrio La Esperanza, en la comuna rural de La Trinidad.

Pasado el mediodía del domingo el obispo se acercó a conversar con los vecinos que vienen oponiéndose -desde la última semana de diciembre de 2016- a la instalación de un vinazoducto.

El encuentro de monseñor Rossi con un grupo de vecinos se realizó sobre la ruta provincial 329, donde actualmente los vecinos realizan un corte de tránsito exclusivamente para evitar que la empresa que controla al ingenio La Corona -ubicado en jurisdicción de la Municipalidad de Concepción- continúe con la ejecución de la obra. “La vinaza que el ingenio La Corona volcaría en los campos cercanos a nuestro barrio y a dos escuelas nos afectará por la contaminación del aire y de napas de agua”, sintetizaron los vecinos ante el obispo.

“El obispo va a tratar de que esto se arregle. Dijo que nos va a ayudar. Nosotros le hemos contado toda la problemática y el nos ha escuchado y quisimos saber si por su intermedio se nos iba a ayudar. Nos dijo que sí, que iba a ver cómo nos ayuda, para que se resuelva esta situación”, confió a Márgenes del Tucumán Sandra Rivadeneira, una de las voceras del grupo de vecinos que encabezan la resistencia al proyecto de que la vinaza que se produce en Concepción sea transportada, se deposite y contamine en La Trinidad.

Agua pura

 

Contra la vinaza: vecinos de La Trinidad llevan doce días cortando el camino


Camiones con caños detenido en ruta 329 B

Medio ambiente sí, vinaza no | Camiones y operarios atajados por los vecinos junto a la ruta.

Lunes 8 de mayo de 2017


por Fernando Ledesma

Hoy se cumplen doce días consecutivos que vecinos del barrio La Esperanza -comuna rural de La Trinidad- mantienen bloqueado el camino vecinal que conduce a una finca en donde el ingenio La Corona -ubicadado en la Municipalidad de Concepción-pretende instalar un vinazoducto y una laguna de sacrificio donde planea arrojar la vinaza. En el empalme con la ruta provincial 329 impiden el paso de materiales destinados a la construcción del vinazoducto y de operarios afectados a ese emprendimiento.
La firme oposición vecinal a la futura deposición de vinaza a una distancia de alrededor de 800 metros del grupo de viviendas y una escuela ubicada en proximidades de la ruta provincial 329, logró la adhesión del comisionado comunal Julio César González, que el 13 de marzo último había firmado una resolución que desautoriza al ingenio La Corona a construir el vinazoducto y a acumular vinaza en la jurisdicción comunal.
El conflicto entre los vecinos y la empresa que controla el ingenio La Corona había estallado en la última semana de 2016, cuando los vecinos reaccionaron contra los operarios enviados por la empresa, que intentaban avanzar con la excavación de la zanja para instalar caños del vinazoducto. La obra la había comenzado a ejecutar la empresa, pero en forma subrepticia, sin comunicar siquiera a los vecinos los detalles del proyecto.

Más de cuatro meses de disputa
Asistidos por la Fundación Ave Fénix, a través de reiterados encuentros con autoridades de Medio Ambiente de la provincia, trascendió desde los vecinos que el proyecto del ingenio La Corona no cuenta con informe de impacto ambiental.
Respecto a los últimos sucesos de la controversia que involucra a vecinos, ingenio La corona y Secretaría de Medio Ambiente, Sandra Rivadeneira, una de las voceras de los pobladores afectados señaló que “a nuestra abogada no le querían entregar el expediente en el SEMA (Secretaría de Estado de Medio Ambiente). Además, la directora de Medio Ambiente, la doctora Sayago, le dijo que ellos nunca habían recibido la resolución del delegado comunal, en la que el delegado se niega a que se construya el vinazoducto. Entonces nuestra abogada le mostró la resolución, que sí existe. En el ingenio La Corona decían lo mismo, que desconocían la resolución”, contó Rivadeneira en La Trinidad.

Según la vecina, en el ingenio La Corona fueron reticentes a notificarse de la decisión de la autoridad comunal que impide la prosecución de la obra del vinazoducto. Sin embargo, el incidente se superó posteriormente apelando a la presencia de una escribana pública. Luego, en una nueva reunión con el secretario de Medio Ambiente Alfredo Montalván, se formalizó la comunicación -a Medio Ambiente- de la resolución del delegado comunal González.
Durante el encuentro con Montalván, representantes de los vecinos de La Trinidad lograron junto a su abogada que la SEMA les entregara una copia del proyecto del vinazoducto del ingenio La Corona, que los vecinos desconocían hasta entonces. En una primera lectura del expediente, los vecinos advirtieron que la escuela de La Esperanza no figuraba mencionada como una de las afectadas por el proyecto. “Sí figura la escuela de San Carlos, otra población cercana al lugar (2 kilómetros) donde se construirían los piletones para la vinaza”, advirtió Sandra Rivadeneira.

Amparo judicial
Un recurso de amparo será presentado esta semana ante la Justicia Federal por los vecinos del barrio La Esperanza, ante la negativa del ingenio La Corona a reconocer la resolución comunal que impide la continuidad del proyecto del vinazoducto y piletones para la vinaza. Mientras tanto, el corte del camino es la medida de fuerza que sostienen los vecinos para evitar el avance de la ejecución del proyecto, ante el dejar hacer de las autoridades de Medio Ambiente a los industriales, que desde Concepción le siguen apuntando con su vinaza a la comuna rural de La Trinidad.


Nota relacionada:

Pedagogías del oprimido y del opresor Pedagogías del oprimido y del opresor


Agua pura

 

Luchan contra la vinaza en los caminos y en la Justicia

Cortan camino contra la vinaza

Vecinos y alumnos de la escuela de La Esperanza manifiestan en el camino su rechazo a que la vinaza del ingenio La Corona sea llevada a las cercanías de sus casas y escuela. Recrudeció el conflicto y llegará a la Justicia Federal.


Viernes 24 de marzo de 2017


por Fernando Ledesma

El conflicto ambiental y político que emergió con la resistencia de los vecinos del barrio La Esperanza, en la comuna rural de La Trinidad, a la instalación de un vinazoducto (para el transporte) y laguna de sacrificio para la disposición final de la vinaza del ingenio La Corona, entró en un nuevo estadio.

Otro incidente se registró cuando un camión que transportaba tubos para la construcción del vinazoducto llegó a la zona del barrio La Esperanza. Sandra Rivadeneira, una de las vecinas voceras del barrio que resiste la instalación de la infraestructura para el envío del desecho industrial desde Concepción a La Trinidad, señaló que “cuando empezaron a llegar los caños para el vinazoducto nosotros nos hemos sorprendido, porque según Montalván (secretario de Medio Ambiente) y el legislador Albarracín (presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Legislatura) estaba parada la obra”.

Sin embargo, la ambivalencia de los discursos de las autoridades se evidenció con la llegada de los materiales para continuar la obra en la zona de La Esperanza. “Sí, está parada la obra, porque nosotros hemos tenido la resolución del delegado comunal y con eso él daba la orden de parar la obra. Pero sigue esto y nosotros vamos a tener que salir de nuevo a la ruta, a los cortes”, explicó Rivadeneira.

“Hoy (por el jueves) por ejemplo, hemos hecho cuatro cortes. Uno junto a la la ruta 329, a la entrada de La Esperanza, porque lo que tenemos que impedir es que pasen la máquina excavadora y los trabajadores. No hemos impedido el tránsito en la ruta. Sí en la entrada hacia el barrio La Esperanza. También lo vamos a hacer mañana (por hoy viernes 24) hasta que recibamos una respuesta”, dijo la vecina al relatar con indignación la nueva instancia del conflicto, que salió a la luz hace tres meses, luego de la Navidad de 2006..

“Si esto sigue así vamos a recurrir a una instancia judicial, porque si de parte del gobierno nos dicen que esto está parado, pero ellos (el ingenio La Corona) parece que no aceptan, no respetan eso. Si esto sigue así, es entonces algo que se maneja entre ellos (Gobierno e ingenio La Corona). Nos hacen creer desde el Gobierno una cosa, y aquí sucede otra. Si esto sigue así esto va para la Justicia, porque ya no se lo puede manejar así al problema”, fue otra de las interpretaciones dadas por la vocera de los vecinos al consultársele sobre las contradictorias conductas de funcionarios e industriales.

Con posterioridad al nuevo episodio del conflicto, que tuvo escenario en los caminos vecinales de La Trinidad y en el acceso a una finca donde se depositaron los caños destinados a la continuidad de la construcción del vinazoducto, los vecinos radicaron una nueva denuncia en la comisaría de La Trinidad y también en el Juzgado Federal Nº 1 de Tucumán.

Agua pura

Comuna de La Trinidad rechazó la instalación del vinazoducto del ingenio La Corona


Martes 21 de marzo de 2017


por Fernando Ledesma

Durante la semana pasada, culminó el conflicto que mantenía un sector de la población de la comuna rural de La Trinidad contra la empresa propietaria del ingenio La Corona, ubicado en jurisdicción de la Municipalidad de Concepción, originado en la pretensión de esa planta industrial de destinar uno de sus efluentes industriales -la vinaza- hacia campos ubicados en La Trinidad, a través de un vinazoducto.

La resolución comunal de no autorizar la construcción del vinazoducto ni la instalación de lagunas de sacrificio a donde se destinaría la vinaza fue firmada por el comisionado comunal Julio César González el lunes 13 de marzo y comunicada formalmente al día siguiente al secretario de Medio Ambiente de la provincia, Alfredo Montalván.

En su carácter de autoridad local (comisionado comunal) y amparado en al Ley de Comunas Rurales, González informó a Montalván que ha “tomado la decisión indeclinable de rechazar la pretendida obra en la jurisdicción de mi competencia, debido al estado de aflicción y de vigilia de los vecinos de La Esperanza y zonas aledañas, motivados por el gran temor de que se contamine el lugar, afectando la salud pública y su patrimonio”.

En la resolución comunal, González se hace eco de los reclamos crecientes de los vecinos de La Esperanza -un barrio de la comuna rural de La Trinidad- que fueron sostenidos con firmeza ante las autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y de la Comisión de Medio Ambiente de la Legislatura de Tucumán.

“El proyecto de disposición final de la vinaza del ingenio La Corona, transportada por un ducto de manera permanente, de 50 años de vida útil, merece un estudio más profundo donde se destaque los aspectos positivos y negativos, debiendo contar también con la aceptación social de los residentes en la zona”, señaló el comisionado comunal González al secretario de Medio Ambiente, enfatizando que “mi apreciación me lleva a pensar que el impacto ambiental que producirá dicha obra traerá perjuicios ambientales y patrimoniales para mis representados”.

Asesorados y apoyados por la Fundación Ave Fénix, los vecinos de La Esperanza habían iniciado la resistencia a la construcción del vinazoducto durante la última semana de 2016, luego de que se enteraron de la instalación del vinazoducto cuando la obra avanzaba, subrepticiamente, sobre el barrio La Esperanza, a más de 10 kilómetros de la planta industrial del ingenio La Corona.

El proyecto contaba con autorización de la Secretaría de Medio Ambiente, aunque nunca les fue comunicado a los vecinos, quienes a pesar de haberlo exigido no recibieron los informes de algún estudio de impacto ambiental que legitime el emprendimiento industrial.

La obra está suspendida a partir de los reclamos vecinales que incluyeron reuniones con las autoridades de Medio Ambiente y representantes del ingenio La Corona: dos en La Esperanza, dos en despachos de Medio Ambiente y una en la Legislatura. En medio de so, un corte de tránsito en la ruta provincial 329 (entre Concepción y La Trinidad) había agudizado la protesta vecinal contra la vinaza.

En La Trinidad estiman que la nueva resolución firmada por el comisionado comunal González ha puesto el conflicto entre vecinos e industriales en otro terreno. “Si Medio Ambiente o el Ministerio del Interior presionan para que se revea esta resolución que protege a los vecinos, el conflicto será llevado a la Justicia”, señalaron ayer vecinos de La Esperanza.

Agua pura