Archivo de la etiqueta: Alfredo Montalván

El ingenio La Corona fue denunciado en la Justicia Federal


Miércoles 17 de mayo de 2017


 

La Esperanza Resiste

Contra el propósito del Ingenio La Corona, de llevar la vinaza a campos cercanos a sus vivendas y escuela, vecinos de La Trinidad resisten el proyecto en la ruta y lo denunciaron ante la Justicia Federal. (Foto: La Esperanza Resiste/Facebook)

Una causa identificada como “Ingenio La Corona s/Infracción a la Ley 24.041”, se sustancia en el expediente 2262/17, en el Juzgado Federal Nº 2 a cargo de Fernando Luis Poviña. En ella el fiscal Carlos Brito dirige la investigación de la denuncia realizada por los vecinos de La Esperanza, comuna rural de La Trinidad, ante la amenaza de contaminación que representa la deposición final de la vinaza que se realizaría mediante su transporte a través del vinazoducto desde el ingenio ubicado en la ciudad de Concepción.

La empresa azucarera y alcoholera construye un vinazoducto entre la planta industrial y un campo ubicado en cercanías -a menos de un kilómetro- de la zona poblada del barrio La Esperanza, ubicado a la vera de la ruta provincial 329.

La construcción del ducto sigue detenida por la acción de los vecinos, que impiden el paso de la logística (materiales, máuinas y obreros).

El viernes 5 de mayo, el juez de Instrucción de la II Nominación del Centro Judicial de Concepción, Guillermo Acosta, hizo lugar a un amparo innovativo que ordenó el desalojo del camino vecinal donde los vecinos resistían el paso de obreros, máquinas y transportes de materiales, a la entrada del barrio. El desalojo se cumplió en forma pacífica en la mañana del jueves 11 de mayo. Sin embargo, y sin contradecir la orden judicial, que fue ejecutada por personal policial, los vecinos siguen resistiendo e impidiendo el avance de la obra del vinazoducto apostados en otro lugar, ahora sobre la ruta 329 en inmediaciones del acceso a La Esperanza.

Desde el ingenio se había denunciado -el miércoles 26 de abril- ante la Fiscalía de Instrucción Penal de la IV Nominación a algunos de los vecinos. La Justicia de Concepción les inició una causa por presuntas amenazas a César Augusto Hoyos, sustanciada en el expediente 3065/17.

La resolución del juez Acosta impuso a los vecinos de La Esperanza la liberación del “acceso de la localidad de La Esperanza, en la intersección de ruta provincial 329 del camino vecinal que se dirige al paraje La Esperanza, para que maquinaria, elementos necesarios para trabajar, empleados del Ingenio La Corona y/o contratistas de esta firma puedan acceder a la finca Barroso, medida que tendrá vigencia hasta que se cumpla la obra Vinazoducto”.

El domingo 14 por la tarde el obispo de la Diósesis de la Santísima Concepción, monseñor José María Rossi, visitó a los vecinos de La Esperanza sobre la ruta y les comunicó su solidaridad y les prometió interceder ante las autoridades para que el problema se resuelva.

El lunes 15, responsables técnicos del ingenio también visitaron La Esperanza y comunicaron a los vecinos la intención de la empresa de desistir de continuar la instalación de los piletones para la vinaza en La Esperanza, para llevar su instalación a Los Trejos, un paraje ubicado a unos 20 kilómetros hacia el este. “Ellos habían presentado esa propuesta en Medio Ambiente y después nos la mostraron aquí en La Esperanza. Pero nosotros sólo aceptaremos una comunicación oficial del SEMA (Secretaría de Estado de Medio Ambiente). Hasta hora yo intenté comunicarme con el ingeniero Alfredo Montalván, pero me fue imposible. No atiende el teléfono”, dijo Sandra Rivadeneira, una de las acusadas por “amenazar” a la gente del ingenio.

Mientras que la construcción del vinazoducto hacia La Esperanza sigue paralizada, por la resistencia vecinal, este sábado 20 de mayo el obispo José María Rossi volverá a recorrer la “zona roja” de la vinaza de los departamentos Chicligasta, Simoca y Graneros. A las 16 monseñor Rossi oficiará una misa en honor de San Isidro Labrador en la localidad de Las Lomitas, sobre la ruta nacional 157 (kilómetro 1170). Luego participará de una procesión en una zona próxima a donde se estima que otra fábrica de alcohol, el ingenio La Trinidad, enviará la vinaza este año.


Nota relacionada

Al costado del camino: el obispo Rossi se solidarizó con los vecinos de La Esperanza


Agua pura

Anuncios

Pedagogías del oprimido y del opresor


Lunes 8 de mayo de 2017

por Fernando Ledesma

Pasaron más de cuatro meses de estoica resistencia vecinal contra la consumación del proyecto del ingenio La Corona de deshacerse del deshecho industrial vinaza, para esparcirlo en campos en jurisdicción de la comuna rural de La Trinidad.

Sandra Rivadeneira, a la sazón convertida en una de las principales voceras del grupo de vecinos del barrio La Esperanza, comentó otra de las aristas negativas que afectan a las comunidades de La Trinidad.

De concretarse, la deposición de la vinaza afectará a las comunidades escolares de La Esperanza y San Carlos que concurren a las dos unidades educativas ubicadas en esa zona.

“La directora de la escuela de La Esperanza estaba con nosotros, con el problema que afecta a sus alumnos. Pero la supervisora le ha prohibido que esté acá o que tome posición por el problema de la vinaza. Entonces ha dejado todo. Y también le ha prohibido a la supervisora de la escuela de San Carlos”, dijo Rivadeneira, en medio de la perplejidad que embarga a su comunidad por el desinterés y falta de apoyo de las autoridades del Ministerio de Educación ante el peligro inminente que se inicie un ciclo de contaminación que jaqueará el funcionamiento de al menos dos escuelas.

Noa la vinaza dicen en La Trinidad 2

La resistencia contra la contaminación por vinaza en La Trinidad recorre caminos rurales, la ruta provincial 329 y la plaza.

“Ella (la supervisora) ha sido antes maestra de La Esperanza. Incluso su madre ha sido mi maestra. Cuando yo he hablado por teléfono le decía si por qué ella no nos ayuda, siendo que ella había sido maestra de ese establecimiento, y también su madre, que yo de ella tengo los mejores recuerdos, que era una excelente maestra. Pero resulta que ahora ella no quiere ver involucrados ni a las maestras ni a los alumnos en el reclamo. Entonces yo creo que ella no está pensando en la salud de los niños ni en su bienestar. No sé cuales son los motivos por lo que ella prohibe esto. Nunca ha explicado el por qué. Aunque cuando ella habló por teléfono conmigo me dijo que sí nos apoyaba. Pero después me enteré que no y que les había prohibido a las directoras involucrarse”, describió Rivadeneira, mientras se preguntaba “¿cómo va a prohibir una cosa así? Entonces uno empieza a pensar que hay cosas como éstas, que de arriba la han presionado”.

“Lo que está en el proyecto nosotros recién hemos leído con la documentación en las manos. Nos damos cuenta que la escuela de San Carlos es la que figura en el proyecto, y no la de La Esperanza. Advertimos un menosprecio hacia nosotros, porque nos dicen que somos caseríos rurales y eso les permite parece hacer lo que sea. Parece que el secretario de Medio Ambiente ha tenido problemas con Santiago de Estero. Por ello lo que hacen es hacer que Tucumán toda sea una laguna de vinaza, porque Santiago les impide que la manden a los ríos, explicó la vecina de La Trinidad. “Pero creemos que ellos (la Secretaría de Medio Ambiente) no pueden hacer algo así. Pero vemos que siempre resuelven para el lado de los que tienen el poder”, sintetizó Rivadeneira.

Agua pura

Contra la vinaza: vecinos de La Trinidad llevan doce días cortando el camino


Camiones con caños detenido en ruta 329 B

Medio ambiente sí, vinaza no | Camiones y operarios atajados por los vecinos junto a la ruta.

Lunes 8 de mayo de 2017


por Fernando Ledesma

Hoy se cumplen doce días consecutivos que vecinos del barrio La Esperanza -comuna rural de La Trinidad- mantienen bloqueado el camino vecinal que conduce a una finca en donde el ingenio La Corona -ubicadado en la Municipalidad de Concepción-pretende instalar un vinazoducto y una laguna de sacrificio donde planea arrojar la vinaza. En el empalme con la ruta provincial 329 impiden el paso de materiales destinados a la construcción del vinazoducto y de operarios afectados a ese emprendimiento.
La firme oposición vecinal a la futura deposición de vinaza a una distancia de alrededor de 800 metros del grupo de viviendas y una escuela ubicada en proximidades de la ruta provincial 329, logró la adhesión del comisionado comunal Julio César González, que el 13 de marzo último había firmado una resolución que desautoriza al ingenio La Corona a construir el vinazoducto y a acumular vinaza en la jurisdicción comunal.
El conflicto entre los vecinos y la empresa que controla el ingenio La Corona había estallado en la última semana de 2016, cuando los vecinos reaccionaron contra los operarios enviados por la empresa, que intentaban avanzar con la excavación de la zanja para instalar caños del vinazoducto. La obra la había comenzado a ejecutar la empresa, pero en forma subrepticia, sin comunicar siquiera a los vecinos los detalles del proyecto.

Más de cuatro meses de disputa
Asistidos por la Fundación Ave Fénix, a través de reiterados encuentros con autoridades de Medio Ambiente de la provincia, trascendió desde los vecinos que el proyecto del ingenio La Corona no cuenta con informe de impacto ambiental.
Respecto a los últimos sucesos de la controversia que involucra a vecinos, ingenio La corona y Secretaría de Medio Ambiente, Sandra Rivadeneira, una de las voceras de los pobladores afectados señaló que “a nuestra abogada no le querían entregar el expediente en el SEMA (Secretaría de Estado de Medio Ambiente). Además, la directora de Medio Ambiente, la doctora Sayago, le dijo que ellos nunca habían recibido la resolución del delegado comunal, en la que el delegado se niega a que se construya el vinazoducto. Entonces nuestra abogada le mostró la resolución, que sí existe. En el ingenio La Corona decían lo mismo, que desconocían la resolución”, contó Rivadeneira en La Trinidad.

Según la vecina, en el ingenio La Corona fueron reticentes a notificarse de la decisión de la autoridad comunal que impide la prosecución de la obra del vinazoducto. Sin embargo, el incidente se superó posteriormente apelando a la presencia de una escribana pública. Luego, en una nueva reunión con el secretario de Medio Ambiente Alfredo Montalván, se formalizó la comunicación -a Medio Ambiente- de la resolución del delegado comunal González.
Durante el encuentro con Montalván, representantes de los vecinos de La Trinidad lograron junto a su abogada que la SEMA les entregara una copia del proyecto del vinazoducto del ingenio La Corona, que los vecinos desconocían hasta entonces. En una primera lectura del expediente, los vecinos advirtieron que la escuela de La Esperanza no figuraba mencionada como una de las afectadas por el proyecto. “Sí figura la escuela de San Carlos, otra población cercana al lugar (2 kilómetros) donde se construirían los piletones para la vinaza”, advirtió Sandra Rivadeneira.

Amparo judicial
Un recurso de amparo será presentado esta semana ante la Justicia Federal por los vecinos del barrio La Esperanza, ante la negativa del ingenio La Corona a reconocer la resolución comunal que impide la continuidad del proyecto del vinazoducto y piletones para la vinaza. Mientras tanto, el corte del camino es la medida de fuerza que sostienen los vecinos para evitar el avance de la ejecución del proyecto, ante el dejar hacer de las autoridades de Medio Ambiente a los industriales, que desde Concepción le siguen apuntando con su vinaza a la comuna rural de La Trinidad.


Nota relacionada:

Pedagogías del oprimido y del opresor Pedagogías del oprimido y del opresor


Agua pura

 

Luchan contra la vinaza en los caminos y en la Justicia

Cortan camino contra la vinaza

Vecinos y alumnos de la escuela de La Esperanza manifiestan en el camino su rechazo a que la vinaza del ingenio La Corona sea llevada a las cercanías de sus casas y escuela. Recrudeció el conflicto y llegará a la Justicia Federal.


Viernes 24 de marzo de 2017


por Fernando Ledesma

El conflicto ambiental y político que emergió con la resistencia de los vecinos del barrio La Esperanza, en la comuna rural de La Trinidad, a la instalación de un vinazoducto (para el transporte) y laguna de sacrificio para la disposición final de la vinaza del ingenio La Corona, entró en un nuevo estadio.

Otro incidente se registró cuando un camión que transportaba tubos para la construcción del vinazoducto llegó a la zona del barrio La Esperanza. Sandra Rivadeneira, una de las vecinas voceras del barrio que resiste la instalación de la infraestructura para el envío del desecho industrial desde Concepción a La Trinidad, señaló que “cuando empezaron a llegar los caños para el vinazoducto nosotros nos hemos sorprendido, porque según Montalván (secretario de Medio Ambiente) y el legislador Albarracín (presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Legislatura) estaba parada la obra”.

Sin embargo, la ambivalencia de los discursos de las autoridades se evidenció con la llegada de los materiales para continuar la obra en la zona de La Esperanza. “Sí, está parada la obra, porque nosotros hemos tenido la resolución del delegado comunal y con eso él daba la orden de parar la obra. Pero sigue esto y nosotros vamos a tener que salir de nuevo a la ruta, a los cortes”, explicó Rivadeneira.

“Hoy (por el jueves) por ejemplo, hemos hecho cuatro cortes. Uno junto a la la ruta 329, a la entrada de La Esperanza, porque lo que tenemos que impedir es que pasen la máquina excavadora y los trabajadores. No hemos impedido el tránsito en la ruta. Sí en la entrada hacia el barrio La Esperanza. También lo vamos a hacer mañana (por hoy viernes 24) hasta que recibamos una respuesta”, dijo la vecina al relatar con indignación la nueva instancia del conflicto, que salió a la luz hace tres meses, luego de la Navidad de 2006..

“Si esto sigue así vamos a recurrir a una instancia judicial, porque si de parte del gobierno nos dicen que esto está parado, pero ellos (el ingenio La Corona) parece que no aceptan, no respetan eso. Si esto sigue así, es entonces algo que se maneja entre ellos (Gobierno e ingenio La Corona). Nos hacen creer desde el Gobierno una cosa, y aquí sucede otra. Si esto sigue así esto va para la Justicia, porque ya no se lo puede manejar así al problema”, fue otra de las interpretaciones dadas por la vocera de los vecinos al consultársele sobre las contradictorias conductas de funcionarios e industriales.

Con posterioridad al nuevo episodio del conflicto, que tuvo escenario en los caminos vecinales de La Trinidad y en el acceso a una finca donde se depositaron los caños destinados a la continuidad de la construcción del vinazoducto, los vecinos radicaron una nueva denuncia en la comisaría de La Trinidad y también en el Juzgado Federal Nº 1 de Tucumán.

Agua pura

Comuna de La Trinidad rechazó la instalación del vinazoducto del ingenio La Corona


Martes 21 de marzo de 2017


por Fernando Ledesma

Durante la semana pasada, culminó el conflicto que mantenía un sector de la población de la comuna rural de La Trinidad contra la empresa propietaria del ingenio La Corona, ubicado en jurisdicción de la Municipalidad de Concepción, originado en la pretensión de esa planta industrial de destinar uno de sus efluentes industriales -la vinaza- hacia campos ubicados en La Trinidad, a través de un vinazoducto.

La resolución comunal de no autorizar la construcción del vinazoducto ni la instalación de lagunas de sacrificio a donde se destinaría la vinaza fue firmada por el comisionado comunal Julio César González el lunes 13 de marzo y comunicada formalmente al día siguiente al secretario de Medio Ambiente de la provincia, Alfredo Montalván.

En su carácter de autoridad local (comisionado comunal) y amparado en al Ley de Comunas Rurales, González informó a Montalván que ha “tomado la decisión indeclinable de rechazar la pretendida obra en la jurisdicción de mi competencia, debido al estado de aflicción y de vigilia de los vecinos de La Esperanza y zonas aledañas, motivados por el gran temor de que se contamine el lugar, afectando la salud pública y su patrimonio”.

En la resolución comunal, González se hace eco de los reclamos crecientes de los vecinos de La Esperanza -un barrio de la comuna rural de La Trinidad- que fueron sostenidos con firmeza ante las autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y de la Comisión de Medio Ambiente de la Legislatura de Tucumán.

“El proyecto de disposición final de la vinaza del ingenio La Corona, transportada por un ducto de manera permanente, de 50 años de vida útil, merece un estudio más profundo donde se destaque los aspectos positivos y negativos, debiendo contar también con la aceptación social de los residentes en la zona”, señaló el comisionado comunal González al secretario de Medio Ambiente, enfatizando que “mi apreciación me lleva a pensar que el impacto ambiental que producirá dicha obra traerá perjuicios ambientales y patrimoniales para mis representados”.

Asesorados y apoyados por la Fundación Ave Fénix, los vecinos de La Esperanza habían iniciado la resistencia a la construcción del vinazoducto durante la última semana de 2016, luego de que se enteraron de la instalación del vinazoducto cuando la obra avanzaba, subrepticiamente, sobre el barrio La Esperanza, a más de 10 kilómetros de la planta industrial del ingenio La Corona.

El proyecto contaba con autorización de la Secretaría de Medio Ambiente, aunque nunca les fue comunicado a los vecinos, quienes a pesar de haberlo exigido no recibieron los informes de algún estudio de impacto ambiental que legitime el emprendimiento industrial.

La obra está suspendida a partir de los reclamos vecinales que incluyeron reuniones con las autoridades de Medio Ambiente y representantes del ingenio La Corona: dos en La Esperanza, dos en despachos de Medio Ambiente y una en la Legislatura. En medio de so, un corte de tránsito en la ruta provincial 329 (entre Concepción y La Trinidad) había agudizado la protesta vecinal contra la vinaza.

En La Trinidad estiman que la nueva resolución firmada por el comisionado comunal González ha puesto el conflicto entre vecinos e industriales en otro terreno. “Si Medio Ambiente o el Ministerio del Interior presionan para que se revea esta resolución que protege a los vecinos, el conflicto será llevado a la Justicia”, señalaron ayer vecinos de La Esperanza.

Agua pura

Vecinos de Villa Trinidad rechazaron nuevamente el proyecto del vinazoducto

no-a-la-vinaza

Arte y protección del ambiente | Reunidos en la plaza de Villa Trinidad, vecinos del barrio La Esperanza ratificaron su rechazo a un proyecto modificado del vinazoducto propuesto por el ingenio La Corona y la Secretaría de Medio Ambiente. No aceptan que la vinaza sea depositada cerca de sus viviendas.


Lunes 27 de febrero de 2017

por Fernando Ledesma

El próximo jueves 2 de marzo, vecinos del barrio La Esperanza, de la comuna rural de Villa Trinidad, intentarán dialogar con el secretario de Medio Ambiente de la provincia, Alfredo Montalván, y le requerirán a ese organismo una nueva respuesta a sus demandas presentadas en contra de la instalación de lagunas de deposición de vinaza en cercanías de esa población. Así lo anticipó Sandra Rivadeneira, una de las voceras del grupo de vecinos que encabeza la resistencia a la concreción del proyecto del Ingenio La Corona, que ya generó varios incidentes que obligaron a la intervención de la Secretaría de Medio Ambiente, que había autorizado la ejecución del proyecto sin el acuerdo de los vecinos afectados y sin un estudio de impacto ambiental previo.

Desde diciembre de 2016, los vecinos reiteran un claro rechazo a la instalación del vinazoducto y de las lagunas, luego de que se enteraran del avance de las obras al toparse con las excavaciones del vinazoducto en inmediaciones de sus casas, sin que siquiera se les haya informado del proyecto que impactará directamente en el ambiente en la zona donde residen.

La construcción del vinazoducto está suspendida por orden de Medio Ambiente, aunque esa decisión de la autoridad de control no es definitiva.

En la tarde-noche del jueves último (23 de febrero) los vecinos de La Trinidad rechazaron la propuesta de la Secretaría de Medio Ambiente, de que acepten la ejecución de un proyecto modificado, que contemplaba -según las autoridades- ventajas para los vecinos. La propuesta fue conocida oficialmente a través del presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Legislatura de Tucumán, Raúl Albaracín, que visitó La Trinidad, aunque ya había sido difundida extraoficialmente días previos entre lo vecinos.

El proyecto, con modificaciones al original, propuesto por Medio Ambiente contempla que “el vinazoducto transportará la vinaza del Ingenio La Corona hasta una finca localizada en la Comuna de Trinidad. El mismo pasará por el Barrio La Esperanza. La totalidad del ducto es bajo tierra, en ningún momento es a cielo abierto. La distancia total es 14.500 metros”. Aunque desde Medio Ambiente se afirma que “el proyecto se ajusta en un 100% a la totalidad de las disposiciones y reglamentaciones ambientales vigentes con respecto al manejo de vinaza, disposición y almacenamiento (ver resoluciones 028, 030, 047, etc. de la Secretaria de Medio Ambiente de la Provincia de Tucumán), sin embargo, los vecinos de Villa Trinidad ratificaron su rechazo. La principal razón manifestada a Albarracín y comunicada a Montalván fue que “la nueva extensión del vinazoducto, de 14.500 metros, significa que las lagunas seguirán estando demasiado cerca, a unos 2.000 metros, de las viviendas del barrio La Esperanza”, enfatizó Sandra Rivadeneira.

Además, otras “acciones complementarias” propuestas por Medio Ambiente tampoco convencieron a los vecinos.

La propuesta original incluía “tres pulmones por cuestiones de operatividad y contingencia, con una capacidad total de almacenamiento de 45.000 metros cúbicos, según lo permido y estipulado en la resolución 028 RESOLUCION N° 028 (SEMA), del 23/01/2012. Expte. N°533/630S2011”.

“Como acción mejoradora proponemos la construcción de un único reservorio transitorio con capacidad para 10.000 metros cúbicos, lo que significa una reducción del 80% de la capacidad original, quedando únicamente lo mínimo necesario para garantizar seguridad de operación”, fue otra argumentación de Medio Ambiente que también fue rechazada por los vecinos.

Otra de las modificaciones del proyecto preveían “correr los reservorios de su posición inicial hacia el este, dentro de Finca Gustavo, para así lograr una distancia de 3.000 metros del poblado, respetando como límite los 500 metros de distancia al río (Gastona).

A ello, la propuesta incluía las promesas de que “la empresa realizará un cordón forestal a los reservorios transitorios con un arreglo de doble hilera con densidad de dos álamos cada tres metros; la realización por parte de la empresa de una campaña anual de fumigación contra moscas y mosquitos en la zona de La Esperanza como en los alrededores del sector de operación. La misma será realizada por una empresa de fumigación privada que garantice la calidad de fumigación y el uso de productos apropiados banda verde.

La variante del proyecto rechazada propone que “se creará un Comité Interdisciplinario compuesto (a definir) por representantes de la SEMA, el Ingenio, SIPROSA, EEAOC, Comisión de Medio Ambiente de la Legislatura de la Prov. Tucumán y Vecinos. Para el monitoreo exclusivo de este proyecto”.

El nuevo rechazo al proyecto de deposición de la vinaza fue madurado y ratificado por los vecinos reunidos en una jornada de arte y concientización, realizada en la plaza de Villa Trinidad.

Agua pura