Tres semanas con la comuna tomada: reclaman el agua potable


Jueves 1 de junio de 2017

por Ramón Jiménez

La sede comunal de Yánima y El Corralito continúa tomada por un grupo de vecinos que encabezan un reclamo a sus autoridades por la provisión de agua potable. La medida vecinal comenzó el lunes 15 de mayo último, sin que lograra todavía respuesta positiva del comisionado comunal Raúl Lobo.

María Eugenia Falcón, una de las voceras del grupo de vecinos que sostiene la protesta, dijo ayer a Márgenes del Tucumán que “no hemos tenido ninguna respuesta. Todo sigue igual, con el agravante de que el delegado, a través de empleados ha hecho saber que no piensa venir por la comuna”. “No hay todavía nada concreto sobre el problema de la falta de agua. La escuela sigue funcionando sin agua corriente, los chicos tienen que llevar el agua en botellas o colaborar para que se la compre en bidones para que tengan para tomar. Para otros usos, la cisterna le prové a la escuela. Peor es la situación del caps. Ahí no le llega nada de agua. Lo mismo que a la comuna, que está al lado”.

Comuna Yánima

Sede comunal de Yánima, sin actividad normal desde hace tres semanas. Un amparo colectivo obliga a la Provincia a proveer de agua al pueblo desde hace más de un año. Pero el Gobierno lo incumple.

Más de un año de incumplimiento

El problema de la provisión de agua es de larga data en Yánima, población del departamento La Cocha flanqueada por el río Marapa y el arroyo Sauce Yacu. En mayo de 2016, la Sala II de la Cámara Contencioso Administrativa, por medio de una resolución del juez Carlos Giovanello, hizo lugar a una acción de amparo colectivo iniciada en noviembre de 2015 por vecinos de la localidad de Yánima contra la Provincia de Tucumán, a través  del cual reclamaban por un efectivo servicio de agua potable en esa zona del departamento La Cocha.

La resolución judicial había sido comunicada el 18 de mayo de 2016, y había resuelto que “se ordene a la Provincia de Tucumán la provisión de manera efectiva, continua y suficiente de agua potabla a toda la población de Yánima, a la Escuela  Primaria Nº 188, a la Escuela Secundaria, al caps del lugar”. En los considerandos del fallo, la Cámara sostiene que “es obligación del Estado  garantizar el acceso al agua potable aun cunado esto implique la búsqueda de napas aptas, perforaciones de pozos, inversiones o políticas de Estado. El fallo alude a que el servicio de agua no puede ser relegado mientras tales políticas son implementadas, sino que deben ser brindadas por medios alternativos”.

La Cámara fundó su decisión en la declaración Universal de los derechos Humanos, en la Declaración Americana de los Derechos del Hombre; en el Pacto Internacional de Derechos Sociales, Económicos y Culturales; en la Declaración de los Derechos del Niño; pactos y tratados Regionales sobre Derechos Humanos y Derechos Ambientales.

Los actos y omisiones cuestionados que motivaron el recurso ante la Justicia provenían de los delegados comunales, por entonces Graciela Maidana, y ahora Raúl Lobo. El recurso había sido presentado por los vecinos María Eugenia Falcón y Héctor Raúl Macía, con el patrocinio de la abogada Claudia Noguera Uraga, hacia fines de noviembre de 2015 en Tribunales de Capital, para que resguarde los derechos de la población de la localidad de Yánima.

En noviembre de 2015, la instancia judicial fue encarada por los vecinos de Yánima luego de varios meses de reclamos ante la comisionada comunal Graciela Maidana, con medidas que incluyeron la toma pacífica de la sede comunal producida el martes 25 de agosto, dos días después de las elecciones provinciales y comunales que en la comuna rural de Yánima y El Corralito estuvieron también cuestionadas por la utilización de padrones fraudulentos y la participación en los comicios de personas que eran electores que no residían en esa comuna rural.

La hora de la Justicia

El problema de las carencias del agua apta para el consumo tiene larga data en Yánima y recrudeció durante 2015 con la salida a la luz y la publicidad de documentación proveniente de esa comuna rural, con información que indica que a pesar de que una obra proyectada para resolver ese problema, financiada con fondos del Plan Más Cerca e incluida en el presupuesto 2013, sin embargo no había sido ejecutada.

Hacia fines de agosto de 2015, la falta de agua reavivó reclamos de la población. La administración comunal junto al SePAPyS procedieron a realizar la obra de “toma superficial y planta potabilizadora en arroyo Sauce Yacu”, recién un mes después de que los vecinos iniciaran la toma de la sede comunal.

En la presentación ante la Justicia, los vecinos argumentaron que “la situación de Yánima es la consecuencia de la vulneración de derechos fundamentales como son el derecho humano al acceso al agua potable, ligado innegablemente al derecho a la vida, a la salud, a la educación”.

Desde Yánima, los vecinos habían expuesto ante la Justicia que la situación que padecen respecto a sus derechos violados “es pública y notoria, ya que fueron diversos medios los que reflejaron en notas periodísticas y de manera cronológica” lo que hoy es un conflicto que amenaza la salud de la población, y que “es reconocida por funcionarios de organismos con competencia en la materia”.

Pasado más de un año de la orden judicial y habiéndose cumplido los plazos procesales, sin embargo la Provincia, a través del Ministerio del Interior y la Comuna Rural de Yánima y El Corralito, no dieron cumplimiento aún a la orden judicial.

“Las crecientes del arroyo Sauce Yacu arrasaron durante el último verano las instalaciones de una toma superficial construida en forma precaria a comienzos de 2016. Además un pozo que se ha perforado hace unos meses no fue habilitado porque el delegado argumenta que el agua no es apta, pero no muestran los resultados de los análisis. Ahora dicen que van a perforar otro pozo, pero en Marapa, en la zona donde hay un empaque, y desde ahí van a traer el agua. Todo es muy raro. La cuestión es que seguimos sin tener agua”, describió María Eugenia Falcón.

Raúl Lobo: “No tienen que interrumpir el accionar de la comuna y dejarnmos trabajar”

En ese contexto un grupo de vecinos decidió tomar simbólicamente la sede comunal, a la que el comisionado Lobo no asistía regularmente y “ahora directamente no aparece”. Un diálogo telefónico entre un vecino de Yánima y el comisionado comunal registrado por los vecinos describe el clima que se vive en la relación entre las autoridades y los vecinos, en medio de las carencias y los incumplimientos de las autoridades comunales y del Ministerio del Interior, que incluyen el incumplimiento de la orden judicial. El testimonio fue emitido a través del programa Rayuela, en Radio El Galpón (99.1 MHZ), en Juan Bautista Alberdi.

 

 

Agua pura publicidad

 

Anuncios

Un comentario en “Tres semanas con la comuna tomada: reclaman el agua potable

  1. Pingback: La Madrid: la inundación llevó al suicidio a Nito Roldán | Márgenes del Tucumán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s