Comuna de La Trinidad rechazó la instalación del vinazoducto del ingenio La Corona


Martes 21 de marzo de 2017


por Fernando Ledesma

Durante la semana pasada, culminó el conflicto que mantenía un sector de la población de la comuna rural de La Trinidad contra la empresa propietaria del ingenio La Corona, ubicado en jurisdicción de la Municipalidad de Concepción, originado en la pretensión de esa planta industrial de destinar uno de sus efluentes industriales -la vinaza- hacia campos ubicados en La Trinidad, a través de un vinazoducto.

La resolución comunal de no autorizar la construcción del vinazoducto ni la instalación de lagunas de sacrificio a donde se destinaría la vinaza fue firmada por el comisionado comunal Julio César González el lunes 13 de marzo y comunicada formalmente al día siguiente al secretario de Medio Ambiente de la provincia, Alfredo Montalván.

En su carácter de autoridad local (comisionado comunal) y amparado en al Ley de Comunas Rurales, González informó a Montalván que ha “tomado la decisión indeclinable de rechazar la pretendida obra en la jurisdicción de mi competencia, debido al estado de aflicción y de vigilia de los vecinos de La Esperanza y zonas aledañas, motivados por el gran temor de que se contamine el lugar, afectando la salud pública y su patrimonio”.

En la resolución comunal, González se hace eco de los reclamos crecientes de los vecinos de La Esperanza -un barrio de la comuna rural de La Trinidad- que fueron sostenidos con firmeza ante las autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y de la Comisión de Medio Ambiente de la Legislatura de Tucumán.

“El proyecto de disposición final de la vinaza del ingenio La Corona, transportada por un ducto de manera permanente, de 50 años de vida útil, merece un estudio más profundo donde se destaque los aspectos positivos y negativos, debiendo contar también con la aceptación social de los residentes en la zona”, señaló el comisionado comunal González al secretario de Medio Ambiente, enfatizando que “mi apreciación me lleva a pensar que el impacto ambiental que producirá dicha obra traerá perjuicios ambientales y patrimoniales para mis representados”.

Asesorados y apoyados por la Fundación Ave Fénix, los vecinos de La Esperanza habían iniciado la resistencia a la construcción del vinazoducto durante la última semana de 2016, luego de que se enteraron de la instalación del vinazoducto cuando la obra avanzaba, subrepticiamente, sobre el barrio La Esperanza, a más de 10 kilómetros de la planta industrial del ingenio La Corona.

El proyecto contaba con autorización de la Secretaría de Medio Ambiente, aunque nunca les fue comunicado a los vecinos, quienes a pesar de haberlo exigido no recibieron los informes de algún estudio de impacto ambiental que legitime el emprendimiento industrial.

La obra está suspendida a partir de los reclamos vecinales que incluyeron reuniones con las autoridades de Medio Ambiente y representantes del ingenio La Corona: dos en La Esperanza, dos en despachos de Medio Ambiente y una en la Legislatura. En medio de so, un corte de tránsito en la ruta provincial 329 (entre Concepción y La Trinidad) había agudizado la protesta vecinal contra la vinaza.

En La Trinidad estiman que la nueva resolución firmada por el comisionado comunal González ha puesto el conflicto entre vecinos e industriales en otro terreno. “Si Medio Ambiente o el Ministerio del Interior presionan para que se revea esta resolución que protege a los vecinos, el conflicto será llevado a la Justicia”, señalaron ayer vecinos de La Esperanza.

Agua pura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s